Tecnovet de Mexico

Programas de Vacunación: ¿Hay una sola respuesta?

Victor S. Cortese, D.V.M. Pfizer Animal Health

 

El diseño de programas de vacunación es un reto para los veterinarios, 
ya que una solución no se aplica a todos los problemas

 

 

Para seleccionar científicamente una vacuna o para diseñar un programa de vacunación en particular es necesario considerar muchas variables. Algunas de estas son:

» Grado de reto o presencia de ciertas enfermedades en la granja o rancho.

» Prácticas de manejo que conduzcan por sí mismas a programas de vacunación.

» En que épocas o edades ocurren los problemas de enfermedades y si están asociadas con algún factor estresante.

» Como se protege el organismo contra la enfermedad.

» Algunos conceptos básicos de inmunología.Información disponible sobre los productos considerados y la fuente y calidad de la información.

 Reto

Una cosa que se tiene que tener en mente es que el reto y la protección están en constante estado de fluctuación. Pensamos que cuando vacunamos un animal, desarrollarán cierto nivel de protección. Sin embargo, la variabilidad biológica afecta los niveles de protección. Lo mismo se aplica para la cantidad de exposición al patógeno. Un reto de grandes proporciones puede sobrepasar a la inmunidad y provocar la enfermedad en animales vacunados.

Épocas y edades

Muchas granjas son consistentes con las épocas en que se presentan ciertas enfermedades. La temporalidad puede dar alguna clave sobre los factores estresantes que se presentan en el manejo y con los que tiene que enfrentarse el ganado y que tienen mas impacto que la vacunación. Además, este tipo de historia ayuda a determinar cuando vacunar. Esta es una herramienta que no se utiliza mucho en medicina veterinaria pero si nosotros sabemos cuando ocurre un problema se pueden programar las vacunaciones para que den la máxima respuesta inmunológica cerca del tiempo en que se presentan los problemas.

Diseño de un programa de vacunación

Los programas de vacunación en un hato se tienen que diseñar a la medida de las necesidades de ese hato en particular. Los programas de vacunación de los reemplazos tienen dos objetivos específicos que tienen que ser alcanzados. Lo primero es preparar a las crías contra cualquier patógeno que esté causando problemas de enfermedad. Lo segundo es preparar al becerro para entrar en el hato adulto con una buena base de protección de donde fundamentar la inmunidad del hato. Aunque los programas de hato pueden variar en los patógenos contenidos, para la mayoría de los hatos lecheros y de producción vaca / becerro el programa mínimo de vacunación debe desarrollarse alrededor de las principales enfermedades virales (BVD, IBR, PI3, BRSV), las cinco serovariedades de Leptospira, clostridiasis y Brucelosis. Esto debe ser lo básico del programa, otros patógenos son opcionales y se agregarán dependiendo de los problemas del hato o de la región. En los reemplazos se debe incluir al menos una vacuna de virus vivo modificado con las cuatro enfermedades principales para establecer una fuerte base inmunológica contra BVD e IBR principalmente.

La importancia del Booster (refuerzo)

Es importante seguir las indicaciones de la etiqueta al aplicar una vacuna. Las vacunas inactivadas y las vacunas vivas modificadas de BRSV requieren de la aplicación del booster para que la protección sea completa. La primera vez que se administra una vacuna inactivada ocurre la respuesta primaria. Esta respuesta es de corta duración y no es muy fuerte. Los anticuerpos predominantes son IgM. La respuesta que se observa después de la vacunación de refuerzo se llama respuesta secundaria o respuesta anamnésica. Esta respuesta es mucho más potente y de más larga duración y es primordialmente IgG. También hay mas memoria como respuesta al booster. Si el refuerzo se da muy pronto, no se produce la respuesta anamnésica y si pasa demasiado tiempo para dar el booster actúa como inoculación primaria no como refuerzo. Con las vacunas vivas modificadas la inoculación primaria también estimula la respuesta secundaria ya que el virus o bacteria esta desarrollándose dentro del animal.

Reacciones Adversas

Las reacciones adversas son un riesgo potencial con cualquier vacuna que se use. Estas reacciones caen en tres tipos principales:

  1. Hipersensibilidad inmediata mediada por IgE y la liberación de gránulos de los basófilos y de otras células. Estas reacciones se ven en minutos después de la vacunación y frecuentemente comienzan con temblores y sudoración. La mayoría de los animales responden muy bien a la epinefrina.

  2. Hipersensibilidad retardada que es mediada por células T y se produce hasta 24 horas después de la vacunación. Los signos son similares a la inmediata y el tratamiento es también epinefrina.

  3. Una de las reacciones que más comúnmente se observa en ganado lechero es la asociada a las endotoxinas presentes en algunas vacunas. Esto se ve principalmente en Holsteins debido a algunas predisposiciones genéticas y se puede observar después de la aplicación de cualquier bacterina gram negativa. Las vaquillas de un año que están esperando servicio parecen ser las más sensibles. Los síntomas varían por granja y por la sensibilidad individual y / o por el número o severidad de los antígenos gram negativos usados e incluyen:

» Anorexia y disminución en la producción

» Muerte embrionaria temprana Abortos

» Choque endotóxico, que requiere la aplicación de esteroides, antihistamínicos y fluidos.

Resumen

El diseño de programas de vacunación requiere que se tenga conocimiento tanto de la historia de la granja en particular, como de las bases del sistema inmunitario. Las vacunas seleccionadas deben tener sólidos estudios de su eficacia y efectividad que aseguren que el producto puede llenar las necesidades de dicha granja o rancho. Se pueden hacer decisiones de manejo que impidan la respuesta de los productos seleccionados sea a su máximo potencial, por lo tanto se debe explicar bien al productor de las expectativas reales sobre todos los productos antes de que sean usados. El dueño o encargado de los animales debe estar envuelto en el proceso de selección de las vacunas y compartir con él toda la información sobre el producto.

El establecimiento de una buena base inmunitaria en los animales de reemplazo y el programa básico de vacunación pueden determinar mucho del futuro estado de salud de los reemplazos.

Volver