Tecnovet de Mexico

Los Principales estados productores de leche afectados por la sequía

 

En un artículo aparecido en diario El Financiero (18/06/99) firmado por Camila Villegas Amtmann, se afirma que los principales estados productores de leche en el país, se encuentran  afectados por las sequías, así mismo se dice que el 30% de la demanda interna de leche se cubre por medio de importaciones.

En dicho artículo se citan datos de SAGAR en que se muestra que la producción aumentó 6.5 por ciento al pasar de 7,848,000 toneladas en 1997 a 8,365,000 toneladas en 1998; aún así la dependencia externa del consumo nacional es significativa con el 30 por ciento de la demanda es cubierta por importaciones.  Este avance se puede ver limitado por las condiciones de sequía que sufren los principales estados productores, entre los que destacan Durango, Chihuahua, Coahuila y Jalisco, lo que podría provocar un alza en las compras al exterior.  Dichas compras de leche en polvo es uno de los problemas principales que enfrentan los productores mexicanos, pues un kilogramo equivale aproximadamente a 11 litros de leche fluida.

A raíz de la desaparición de la CONASUPO, la cual había cumplido el papel de único importador de leche en polvo, la situación se torna aún más complicada para los productores domésticos, pues se desconoce el nuevo esquema bajo el cual se llevará a cabo dicha comercialización.  Se han modificado los cupos de importación de leche en polvo que eran de 45,000 toneladas para el TLC con E.U.A. y Canadá; 80,000 ton. para el resto del mundo a través de la OMC, cantidades aumentadas sin consulta previa a los productores, por SAGAR y SECOFI en 46,500 ton. sin especificar quien las manejará.  Estas dependencias además  cedieron 27,000 ton. a Nestle para que las importara directamente. (México Holstein, Abril 1999).  Los productores se incorformaron por esta situación, insistiendo ante las dos dependencias a que se definan con toda precisión las reglas del juego.

La liberalización del precio de la leche a finales de 1997 permitió que los productores nacionales aumentaran sus niveles de inversión, lo cual se tradujo en un alza importante en la tasa de crecimiento de la producción.  Los montos de capital canalizados a este sector permiten aumentar el inventario de ganado productivo y para adquirir tecnología avanzada.  Es primordial para los productores de lácteos mantener un inventario de vacas con buenas características genéticas; asimismo proporcionarles los cuidados que requieren en cuanto a salud, alimentación y sanidad.

En entrevista con EL FINANCIERO citada en el artículo de Villegas Amtmann, Andrés Piedra Ibarra, director de Estudios Económicos y Comercio Internacional de la Confederación Nacional Ganadera (CNG), explicó que la capacidad de los lecheros mexicanos ha venido incrementándose, y que existe un compromiso para que México logre ser autosuficiente en este producto bovino.

La capacidad de abastecer la demanda nacional --dijo-- depende en gran medida de la cantidad y calidad de animales con los que se cuente para la producción.  Agregó que si se comparan los niveles de producción con el consumo aparente doméstico, se observa que durante mucho tiempo el país ha dependido de las importaciones para cubrir el total de la demanda.

Alcanzable, la autosuficiencia

Dado que el ritmo de crecimiento ha venido aumentando, éste pasó de una tasa de 1.07 en 1995 a 6.5 por ciento en 1998; es posible pensar que la meta de la autosuficiencia es alcanzable, si consideramos que la demanda por leche crece a una tasa parecida a la que se incrementa la población, que hoy en día se sitúa en 1.9 por ciento, expuso.

Sin embargo, también es cierto que las perspectivas para este año se ven afectadas por las condiciones climáticas adversas que prevalecen en México.

Anteriormente, la leche de origen internacional se destinaba principalmente al programa social del gobierno (por medio de Liconsa), y en menor proporción a la industria nacional, que la adquiría a través de subastas que realizaba la hoy inexistente Conasupo.

El nuevo esquema de importaciones de leche es un factor que preocupa a los ganaderos, ya que de otorgarse cuotas de importación a la industria sin controles bien establecidos, el desempeño observado en el sector primario se vería afectado y podría frenar su ritmo de crecimiento.

Es también preocupación general de este sector, el que se enfrenten problemas de dumping, que desplazan su producto, aumentando con ello una mayor dependencia del exterior.

Los lecheros mexicanos se han enfrentado constantemente a la dificultad de colocar su producto en el mercado nacional, pues éste se ha visto desplazado por leche en polvo de origen extranjero, y ahora se corre el riesgo de que esta situación se agrave.

Volver